(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

Por Genilma Boehler

¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño!, dice Jehová. (Jr 23:1)

La metáfora del rebaño de ovejas es recurrente en la Biblia, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento. La interpretación del sentido común en general se la asocia al sacerdocio y a miembros de iglesias.

Por Genilma Boehler

I Juan 4, 7-10

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.* (8)

El idioma griego nos enseña que hay varias especies para el sustantivo ¨amor¨ y para el verbo ¨amar¨.  En I Juan 4, 7-10 el amor  enseñado es ágape, y el modo de amar es agapán. En todo el Nuevo Testamento el amor que se enseña a amar desde Jesucristo es el ágape. Lo que significa que es un amor específico, que se aprende a amar, y que no presupone la amistad, la  maternidad, la paternidad, la  fraternidad. Tampoco es romántico ni es erótico.

Síguenos en Facebook