(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

Cuaresma, camino de entrega
26 Mar 18

Cuaresma, camino de entrega

Valora este artículo
(0 votos)

Por Hanzel Zúñiga

Juan 12,20-33: Si el grano de trigo cae en tierra y muere, da mucho fruto

El texto del evangelio de Juan, que está en el centro de la liturgia de esta semana, interpreta la muerte de Jesús como su glorificación. La “cristología alta”, propia del cuarto evangelio, es notoria en la interpretación de la Pasión de Jesús: en la cruz, se da el cumplimiento de “la hora” de Jesús, del paso de este mundo al Padre.

En el contexto de la fiesta de la Pascua, en la que cientos de personas suben a Jerusalén, caminan con los discípulos unos “griegos” (posiblemente “temerosos de Dios”, es decir, helenistas simpatizantes del judaísmo) y, mediante Felipe y Andrés, logran llegar a Jesús. Él hace el anuncio de su deceso, pero explica de qué se trata: si el grano de trigo no es puesto en la tierra para que, a través de su muerte, germine, no tiene sentido. La vida del cristiano/a tiene sentido en cuanto que es una vida-para, es decir, una vida entregada para dar vida a los demás. En esta donación de amor, al contrario de agotarse éste, se produce más amor. La hora del cristiano/a es la cotidianidad y, en ella, la auto-donación. La voz del cielo que reafirma las palabras de Jesús viene como respuesta a aquéllos que querían verle, curiosamente extranjeros, personas fuera del círculo judío, en los márgenes de éste.

El quinto domingo de Cuaresma es el previo al “Domingo de Ramos”. La Cuaresma ha sido un camino, lejos de las interpretaciones penitenciales, que recuerda nuestro compromiso con el Bautismo recibido. El tiempo cuaresmal nació como la preparación, el “sprint” final, de quienes iban a recibir el Agua, el Aceite y el Pan-Vino durante la noche de Pascua. Estamos a unos días de celebrar esto y celebrar es volver a vivir ese compromiso con nuestra vocación cristiana de amor entregado.

Oración: Señor Jesús: Haz que nuestra vida sea una vida para los demás, así como fue la tuya. En nuestra cotidianidad encontramos ese espacio de amor que nos invitas a compartir.

Modificado por última vez en 29 Mar 2018

Síguenos en Facebook