(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

La familia de Dios es la humanidad
31 Dic 17

La familia de Dios es la humanidad

Valora este artículo
(3 votos)

La familia de Dios es la humanidad

Lucas 2,22-40: El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría

Los padres de Jesús cumplen los preceptos de la Ley tal como se esperaría de personas piadosas en el mundo de Galilea del siglo I. Siguen el ritual de la presentación y consagración de su primogénito. En ese contexto aparecen Simeón y Ana, quienes juegan un papel profético en el relato: sus acciones son evidencias del mesianismo de Jesús. Con sus profecías anuncian que, en ese niño pequeño, se cumplen las promesas hechas en tiempos del Antiguo Testamento y la salvación de Dios ha llegado finalmente.

El cántico de Simeón es particularmente revolucionario: el anciano ve la salvación en la persona menos pensada, en un niño en brazos de su madre. El poder de Dios se manifiesta en lo más sencillo e indefenso. El Dios que Jesús predicará muestra su fuerza para todos y todas, “luz para iluminar a las gentes”, en la humildad y minoridad.

Muchas veces en las iglesias vemos una comprensión contraria a esta idea. Los lujos, el dinero y la búsqueda de lo ostentoso, parecen ser prioridades. Se ha descuidado a quienes, en su sencillez y debilidad, son el más vivo sacramento de Dios: los excluidos y marginados. Pensar la “Sagrada Familia” es pensar a Dios como comunidad de amor e inclusión, como la gran comunidad humana que no hace distinciones de razas, sexo, condición social, entre otras.

Oración: Ayúdanos, Dios nuestro, a comprender que tu proyecto de amor llamado “familia” incluye a todas las familias, todos los modelos, porque tu alegría nos desborda y va más allá de nuestros límites.

Modificado por última vez en 03 Ene 2018

Síguenos en Facebook