(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

La Natividad del Señor
24 Dic 17

La Natividad del Señor

Valora este artículo
(1 Voto)

Por Hanzel Zúñiga

En Jesús niño, Dios se nos muestra

Juan 1,1-18: La Palabra se hizo carne

El prólogo del cuarto evangelio evidencia por qué siempre se ha hablado de él como el de mayor hondura teológica. Se trata de una pieza maestra que expresa cómo Jesucristo es la Palabra encarnada y de cómo el ser humano accede a la salvación mediante la aceptación del Dios invisible, ahora visible en su único Hijo.

Desde el primer versículo encontramos alusiones directas al Antiguo Testamento: a pesar de su aspecto griego, el cuarto evangelista es profundamente judío. “En el principio…” nos ubica, así como Gn 1,1, en la bondad creadora de Dios desde siempre. La relación de Jesús con el Padre se da desde siempre y esta metáfora de ser “palabra” se comprende porque es la comunicación del amor de Dios. Jesús, en su profunda humanidad y debilidad, nos muestra cómo es Dios: él es su rostro y se revela en nuestra historia. 

El v. 14 resume solemnemente la idea central de la celebración de la Navidad: “La Palabra se hizo carne”, es decir, Dios se ha hecho ser humano, lo divino se ha humanizado. Para nosotros/as implica superar los comportamientos inhumanos y humanizarnos. Pensar que, desde la sencillez y fragilidad de un pequeño niño, Dios nos habla. No lo hace desde el poder y la imposición. 

Oración: Dios, en esta Navidad, ayúdanos a humanizarnos cada día más, a traer luz y esperanza a nuestras comunidades, así como lo hizo el pequeño niño en su pesebre.

 

Modificado por última vez en 31 Dic 2017

Síguenos en Facebook