(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

Devocional: Primer domingo de adviento
30 Nov -1

Devocional: Primer domingo de adviento

Valora este artículo
(0 votos)

3 de diciembre: 1 de Adviento

¡Ojalá rasgases el cielo y bajases!

Isaías 63,16b-17.19b.64,2b-7

¡Ojalá rasgaras el cielo y bajaras, derritiendo los montes con tu Presencia! Bajaste, y los montes se derritieron con tu Presencia. Jamás oído oyó ni ojo vio un Dios, fuera de Ti, que hiciera tanto por el que espera en Él. Sales al encuentro del que practica la justicia y se acuerda de tus caminos (Isaías 64: 1 y 5).

Para la humanidad que viene evolucionando hacia millones de años y que ha desarrollado inteligencias tan complejas con comprensiones de misterios antes ocultos, hubiera sido maravilloso llegar al Siglo XXI, año 2018, vivenciando otras realidades. Realidades donde la vida en su diversidad tuviera como única finalidad la de ser cuidada, amada, admirada y protegida, porque finalmente en la Vida habita el Misterio que nombramos como Dios y que con gran expectativa esperamos. 

Pero la realidad que ha tramado el humano ha determinado un tiempo de muchos retrocesos políticos, muchas pérdidas de derechos para el humano y para la vida de todas las especies -animales y vegetables. Hay guerras, refugiados, trata de personas, destrucciones de los bienes naturales a cambio de grandes intereses financieros, ¿y la vida? ¡Qué tan poco importa!

Por esta razón, es significativo que para las personas cristianas el año nombrado como litúrgico empiece con el Adviento. En nuestra tradición el tiempo comienza a ser contado a partir de la esperanza. Esperanza de aquello que todavía no se ve, pero que se desea: ¡Ojalá rasgases el cielo y bajases!  Es con esta fuerza que inauguramos el contaje de un nuevo año, deseando a Dios aquí abajo con las personas que en Él creen. 

Oración: Venga, Señor, rasgándose el cielo y bajando para estar en nuestro medio, cambiando lo que precisa ser cambiado, ayudándonos a practicar la justicia y a andar en sus caminos.

Desafío: Que las acciones humanas de destrucción y muerte no nos paralicen, ni nos impidan de luchar por la justicia.

Genilma Boehler

Universidad Bíblica Latinoamericana, 01 de septiembre de 2017.

Síguenos en Facebook