(506) 2283-8848 Cedros de Montes de Oca. San José, Costa Rica

Carta de iglesias y organizaciones basadas en la fe sobre el proceso de Paz en Colombia
02 Oct 17

Carta de iglesias y organizaciones basadas en la fe sobre el proceso de Paz en Colombia

Valora este artículo
(0 votos)

Diversos lugares del mundo, 1 de octubre de 2017

JUAN MANUEL SANTOS CALDERON

Presidente de la República de Colombia

NICOLAS RODRIGUEZ BAUTISTA

Comandante del Ejército de Liberación Nacional ELN

“Es la naturaleza de la iglesia ayudar en temas como la reconciliación, el perdón y  el arrepentimiento. Las iglesias en Colombia también tienen el apoyo de la comunidad internacional y yo estoy acá representando ese respaldo desde el Consejo Mundial de Iglesias”, (Rv. Olav Fykse Tveit Consejo Mundial de Iglesias –CMI-)

“Colombia hace décadas que a tientas busca la paz y, como enseña Jesús, no ha sido suficiente que dos partes se acercaran, dialogaran; ha sido necesario que se incorporaran muchos más actores a este diálogo reparador de los pecados. “Si no te escucha tu hermano, busca una o dos personas más” (Mt. 18,15, Evangelio del día). (Papa Francisco)

Reciban nuestro más fraternal saludo.

Nosotras y nosotros, líderes y lideresas religiosos de Colombia y del mundo, quienes hacemos

parte del Diálogo Intereclesial por la Paz –DiPaz- como miembros nacionales y como coodialogantes internacionales, queremos manifestar nuestro regocijo por la iniciación en éste día del cese bilateral al fuego que acordaron el Gobierno de Colombia y la Guerrilla del Ejército de Liberación Nacional ELN.

Desde las regiones de Colombia y desde los continentes del planeta desde donde apoyamos los

pasos que se vienen dando para superar el largo conflicto originado por múltiples injusticias, queremos manifestar a las partes que cuentan con nuestras oraciones, nuestro respaldo, nuestra colaboración y con nuestra experiencia como observadores para la veeduría del cese bilateral que han comenzado, tal como lo hemos hecho en su momento, en el cese unilateral declarado por las FARC-EP, y posteriormente en el cese bilateral al fuego que concertaron las partes.

Las iglesias y organizaciones eclesiales que han animado la paz en Colombia siempre han contado con el respaldo de las mujeres y hombres de buena voluntad de nuestras iglesias en el mundo que se articulan en diversas instancias a nivel global, como, las distintas familias confesionales, el Consejo Mundial de Iglesias –CMI- , de una parte y de otra, con el aliento de nuestro pastor y hermano en la fe, el papa Francisco.

La palabra de Dios que nos invita a ser uno, como nuestro padre Dios es uno, para dar testimonio

al mundo ( Cfr Jn 17), quiere animar también a las partes, pero sobre todo al pueblo Colombiano, a avanzar en la unidad para la paz, la justicia social, la reconciliación; que pasa siempre, no por las élites o grupos selectos, sino por el conjunto de una nación que vea en la herida sufriente de los hermanos y hermanas la inhumanidad de la injusticia, el rostro sufriente de nuestro Dios, y se le acerque, le acompañe, le cure, como el buen Samaritano del Evangelio (Cfr Lc 10, 25-37).

Con ese espíritu, queremos manifestar también que el éxito del cese bilateral al fuego que hoy

se inicia, requiere de acciones efectivas para detener la amenaza paramilitar que asedia a las

comunidades y se proteja de manera especial a las campesinos y campesinas, líderes y lideresas sociales, defensores y defensoras de Derechos Humanos, trabajadores y trabajadoras de la paz que están siendo asesinados.

La paz requiere generosidad con la nación, dejar de lado las mezquindades de los cálculos económicos y políticos, dar oportunidad a que la vida que nace de las comunidades se pueda expresar de manera libre con sus iniciativas, propuestas, esperanzas, en este momento en el que las armas se silencian, despejando el camino para que por fin, luego de esta larga confrontación en Colombia, tal como dice el salmista “la Justicia y la Paz se besen” (Salmo 85,10).

Reiterando nuestro saludo, nuestra disposición a servir como veedores y a continuar acompañando a las comunidades en esta fase esperanzadora de la historia de Colombia, nos despedimos fraternalmente...

 

Adjunta carta con todas las firmas de personas y organizaciones a las que adherimos como Universidad Bíblica Latinoamericana AQUÍ

 

Visitar: http://www.dipazcolombia.org/

Modificado por última vez en 12 Oct 2017

Síguenos en Facebook